Cirugía

Cuando el médico considera que debe operarte lo puede hacer desde urgencias o programarte con anterioridad.

Les solicitarán a tus padres un consentimiento informado que explica qué te van a hacer y los riesgos del procedimiento.

En el quirófano, que es la sala de cirugía donde te van a operar, debes estar solo, tu familia espera afuera hasta que el cirujano les informe los resultados de la cirugía y el estado en que te encuentras.

Allí estará un grupo de personas que permanecerán contigo durante toda la cirugía, como las instrumentadoras, el cirujano, el anestesiólogo, auxiliares de enfermería, ayudantes de cirugía y estudiantes. Todas estas personas estarán vestidas de manera especial y tendrán la cara cubierta con una mascarilla que las hacer ver un poco extrañas pero que te protegen de infecciones.

El primero en atenderte es el anestesiólogo, que es un médico que te colocará la anestesia, que es un medicamento que te administran antes de la cirugía y tiene como función dormirte totalmente o alguna parte del cuerpo para que puedan realizar la cirugía sin que sientas dolor. Al finalizar la cirugía o el procedimiento el anestesiólogo debe despertarte y te pasarán a una sala que se conoce como recuperación donde te están controlando hasta que despiertes totalmente de la anestesia. Es probable que te de mucho frío, vómito, mareo, esto es normal por la anestesia que te aplicaron.

El día anterior a la cirugía es probable que el médico te diga que debes comer y que no. El día de la cirugía debes estar en ayunas, es decir sin haber comido o tomado absolutamente nada, ni siquiera agua.

De acuerdo a la cirugía realizada te dejan ir a la casa el mismo día con unas recomendaciones que debes cumplir para lograr una óptima recuperación o debes quedarte unos días en el hospital para recuperarte.

Tipo: 
Última fecha de actualización: 01/20/2018 |