Deberes y Derechos de los Pacientes

Derechos

1.  A Elegir libremente al médico y en general a los profesionales de la salud.

El paciente tendrá libertad de elección, el cual consiste en la facultad para decidir libremente el médico que le debe asistir y demás personal que requiere para la atención integral de su salud, dentro de los parámetros y condiciones establecidos por la Institución y el Sistema de Salud, conociendo plenamente su plan y cobertura de aseguramiento.

El paciente, o su responsable, tienen derecho a decidir con libertad, de manera personal y sin ninguna forma de presión, aceptar o rechazar cada procedimiento diagnóstico o terapéutico ofrecido, así como el uso de medidas extraordinarias de supervivencia en pacientes terminales.

2.  Disfrutar de una comunicación clara con el médico y apropiada a sus condiciones psicológicas.

El paciente gozará de comunicación plena y clara con el médico la que deberá ser acorde con sus condiciones psicológicas y culturales y que le permitan obtener toda la información necesaria respecto a su enfermedad, pronóstico, tratamiento, procedimientos y riesgos inherentes a estos.

3.  A recibir un trato digno respetando sus creencias y costumbres.

Al paciente se le garantizará el respeto de su opinión, incluso la que tenga respecto de la enfermedad que sufre, así como sus convicciones personales y morales y no tendrá vulneración ni discriminación de índole social, cultural, religiosa, de género, de edad, de pudor o de su intimidad, extensivo a sus familiares y acompañantes.

4.  A confidencialidad de todos los informes

El Hospital deberá garantizar al paciente la reserva de su historial médico clínico, entendido este derecho como el manejo confidencial y secreto y que, sólo con su autorización puedan ser conocidos, sin perjuicio de las excepciones discriminadas por la Ley.

El paciente tiene derecho a que toda la información que exprese a su médico, se maneje con estricta confidencialidad, incluso la que se derive de un estudio de investigación al cual se haya sujetado de manera voluntaria; lo cual no limita la obligación del médico de informar a la autoridad en los casos previstos por la ley.

El paciente tiene derecho a que el conjunto de los datos relacionados con la atención médica que reciba, sean plasmados de forma veraz, clara, precisa, legible y completa, en un expediente, que deberá cumplir con la normatividad vigente y del cual podrá obtener resumen cuando así lo solicite.

5. A que se le preste durante todo el proceso de su enfermedad la mejor asistencia médica disponible, pero respetando su voluntad en caso de enfermedad irreversible.

Entendido este como la libre determinación entre las opciones que le presente el médico de su caso, siendo preciso su consentimiento expreso previo a cualquier actuación, excepto en los casos de urgencia, que no permitan demoras en el proceso de atención o cuando el no seguir el tratamiento suponga un riesgo para la salud pública.

6.  A recibir o no apoyo espiritual.

En virtud del principio de la autonomía y del libre desarrollo de la personalidad y la dignidad al paciente se le garantizará el derecho a recibir o rehusar apoyo espiritual o moral cualquiera que sea el culto religioso que profesa.

7.  A que se respete su voluntad de participar o no en las investigaciones.

Tiene derecho a ser respetado en su voluntad de participar o no en actividades docentes o investigativas, con su libre consentimiento y a retirarse en cualquier momento de una Investigación de la cual hace parte, sin sufrir represalias por su decisión.

A recibir información sobre algún riesgo que se detecte durante la fase de investigación y a recibir la atención oportuna e idónea para prevenir cualquier daño o corregir el que se haya podido causar, sin incurrir en costos económicos adicionales a los pertinentes para su situación clínica, por participar en una investigación.

8.  A que se le respete la voluntad de aceptar o no la donación de sus órganos o transfusión de hemoderivados.

En uso normal de sus facultades mentales, y en forma libre y consciente, decidir aceptar o no la donación, recepción de órganos o transfusión de sangre o hemoderivados, siempre y cuando existan los respectivos consentimientos dentro del marco legal cuando la decisión del paciente a este respecto haya sido tomada con anticipación. Para que tenga efectos en la eventualidad en que se requiera la transfusión, el médico deberá respetarla si consta en documento escrito autenticado notarialmente o suscrito ante dos testigos. En todo caso los riesgos existentes deberán ser advertidos.

Se respetará la voluntad del paciente frente a la donación y recepción de órganos siempre y cuando exista consentimiento escrito del receptor, del donante y a la falta de este de sus acudientes.

9.  A morir con dignidad y a que se le respete su voluntad de permitir que el proceso de la muerte siga su curso natural en la fase terminal de su enfermedad.

Enfocado a una muerte sin sufrimiento, sin prolongación de la agonía y con la posibilidad de estar rodeado de las personas que afectivamente le son allegadas.

10. Conocer las causas formales para presentar reclamaciones, quejas, sugerencias y en general, para comunicarse con la administración del Hospital Militar Central y a recibir una respuesta clara y oportuna.

DEBERES

1.    Cuidar su salud y la de los demás.

Cumplir a cabalidad las ordenes médicas y el plan de tratamiento ordenado, en lo referente a medicamentos, actividad física, cuidados en casa, alimentos.  
Ser responsable de seguir el plan de tratamiento médico y paramédico.
Si no entiende algunas instrucciones o si tienen alguna inquietud comunicarla oportunamente.  
En caso de no seguir las instrucciones médicas ser responsable de sus propios actos y de las consecuencias médicas y administrativas de esta decisión.

2.    Informar en forma oportuna, clara y veraz los hechos y situaciones causantes de su deterioro.

Reportar a su médico tratante o personal del equipo médico, aquellos cambios inesperados en su estado de salud. Suministrar a su equipo médico tratante y a los servicios de apoyo diagnóstico, la información completa y detallada de sus síntomas, sus enfermedades pasadas, las hospitalizaciones o cirugías anteriores, los medicamentos que está tomando, las alergias o reacciones adversas que haya tenido ante algún medicamento o el uso de algún producto, y todos aquellos aspectos relacionados con su salud.
Reportar a su médico tratante o personal del equipo médico, aquellos cambios inesperados en su estado de salud.
Suministrar al equipo médico, información exacta y completa sobre si la enfermedad presenta antecedentes, hospitalizaciones, medicamentos o cirugías anteriores, indicaciones previas y otros asuntos relativos a su salud y cuidado.

3.    Comprometerse con el consentimiento informado.

Expresar su consentimiento para las atenciones que lo requieran.

4.    Expresar por escrito su voluntad de no aceptar algún tratamiento

Aceptar las consecuencias cuando rehúsa el tratamiento o recomendaciones sugeridas por el equipo médico tratante.

5.    Asistir oportunamente a las citas, controles y procedimientos programados

Informando, igualmente en forma oportuna, cuando uno de los servicios, para los que ha sido programado, no va a ser utilizado.

6.    Cuidar y hacer uso racional de los recursos, instalaciones, dotación y servicios.

7.    Colaborar con el cumplimiento de normas, reglamentos e instrucciones de la Institución.

8.    Respetar la intimidad de los demás pacientes

Tener consideración y ofrecer un trato digno y respetuoso a otros pacientes, al personal y a la propiedad de la Institución.
Además debe velar que sus familiares o visitantes tengan ese mismo comportamiento respetuoso en las instalaciones del Hospital Militar Central.

9.    Tratar con respeto y dignidad a las personas que lo atienden y a los demás pacientes.

10.    Pagar oportunamente por sus servicios y cumplir a cabalidad con las obligaciones financieras.

Última fecha de actualización: 01/20/2018 |